Se reduce el gasto odontológico de los españoles, pero…

Según los últimos datos del INE (Instituto Nacional de Estadística) en su Encuesta de Presupuestos Familiares, el gasto odontológico de los españoles sigue reduciéndose. Las cifras, que han sido reelaboradas por Key-Stone para integrar en dicho gasto los servicios dentales no presentes en la medición oficial, sitúan la inversión de los españoles en poco más de 7 mil millones en 2017.

Sin embargo, otras investigaciones Key-Stone muestran cómo la cifra de la inversión en productos dentales por parte de las clínicas no cesa de aumentar. Dicho incremento se ve reflejado en la elevada facturación que alcanza el negocio de productos dentales profesionales. Este hecho podría explicarse en base a políticas de precios menos ventajosas para el dentista o a la elección de materiales más costosos, pero el aumento se manifiesta también en las unidades vendidas. De hecho, se incrementan las ventas en las unidades de producto que guardan una clara relación con el número de visitas a la clínica, por ser productos consumibles, como las cánulas de aspiración, o indicados para tratamientos quirúrgicos o de implantología. 

El gasto de los españoles en servicios dentales se reduce, pero los datos del negocio de productos profesionales indican un aumento en las visitas a la clínica ¿Cómo explicar entonces este fenómeno tan aparentemente contradictorio?

Para entender esta aparente complejidad, es necesario valorar los datos del gasto odontológico a la luz del contexto actual, fuertemente marcado por los tres factores que se describen a continuación:

  • Consolidación de un mercado de prestaciones odontológicas fuertemente competitivo, con la presencia de la “odontología corporativa” y la deflación que genera en los precios medios de las prestaciones, lo cual incide de manera significativa en la reducción del gasto medio de la ciudadanía en tratamientos dentales.
  • Fuerte orientación de la población hacia la prevención, tal y como refleja el aumento en el número de españoles que acuden anualmente al dentista, hecho que podría favorecer la disminución de problemas bucodentales severos y la necesidad de invertir en terapias más costosas.
  • Las cifras oficiales de INE y del Estudio Pacientes de Key-Stone cuantifican el gasto medio de los españoles en servicios dentales, pero dicho gasto no se corresponde con los ingresos reales de las clínicas, pues no contemplan la intermediación del modelo de aseguración dental, que permite al paciente pagar únicamente una proporción de su tratamiento.

En base a estos tres fenómenos es posible intuir que, si bien se reduce el gasto medio de los españoles en servicios dentales, no lo hace su número de visitas o el volumen de prestaciones demandadas. Nos encontramos más bien ante un mercado dental cada vez más competitivo, con políticas de precios agresivas y con pacientes que, gracias a una mayor sensibilidad y prevención, no demandan terapias tan costosas.

Artículo de nuestro colaborador:Key-Stone Press Office pressoffice@key-stone.it

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna pregunta? Le atenderemos encantados

2019 Grupo Kalma. Todos los derechos reservados.