Posible impacto de la Pandemia Covid-19 en la demanda de servicios dentales

Una de las últimas investigaciones desarrolladas por el instituto KEY-STONE, en una muestra de 1.000 familias españolas, ha explorado el impacto del Covid-19 en la situación económica familiar. Se centró específicamente en comportamientos y perspectivas futuras de consumo con respecto a los tratamientos dentales.

Incertidumbre en las familias

Algunos de los datos de dicha investigación revelan que, de cara a 2021, las familias españolas perciben algunas incertidumbres de tipo económico. Esto podría afectar a sus consumos odontológicos.

Concretamente, una de cada cinco hogares afirma no tener muy claro cómo será su situación económica el próximo año. En muchos casos la economía del núcleo familiar se ha visto afectada por la pérdida del empleo o por la aplicación de un ERTE, de al menos uno de sus miembros.

Como consecuencia de esta incertidumbre, uno de cada tres ciudadanos declaró que no realizará tratamientos dentales. La mitad de las personas entrevistadas confirma que probablemente los pospondrá en caso de necesitarlos.

A la luz de estas cifras, el instituto Key-Stone estima que aproximadamente 12 millones de españoles podrían verse obligados a renunciar a tratamientos dentales por motivos económicos. Exceptuando si se tratasen de emergencias. Esta intención de posponer o renunciar a los tratamientos en 2021 se eleva considerablemente entre las familias con rentas más modestas. Sin embargo, desciende hasta el 24% en aquellos hogares que ingresan mensualmente más de 3.000 €.

Confianza en las clínicas dentales

Con respecto a la percepción de la clínica como posible lugar de contagio, el estudio cifraba en un 16% las personas que renunciaría a visitar su clínica, por temor a contraer la enfermedad de la Covid-19.

Conviene resaltar como dato positivo que, esta preocupación se reduce hasta casi la mitad entre aquellas personas que ya habían acudido a su clínica después del periodo de confinamiento.

Esto indica que los nuevos protocolos adoptados por las clínicas, así como el trato y la comunicación, están logrando transmitir confianza y seguridad.

Otra de las conclusiones que aporta esta investigación es que las familias con hijos con edades entre los 6 y 19 años, muestran una menor propensión a prescindir de tratamientos. De hecho, sólo un 16% de hogares con niños y adolescentes declara su intención de prescindir, incluso cuando se trata de intervenciones más costosas, como por ejemplo la ortodoncia.

La clave está en resistir y planificar

Conviene recordar que, según el Instituto Key-Stone, las terapias odontológicas siguen siendo un servicio indispensable para la población. En estudios anteriores se contabilizaron aproximadamente 10 millones de españoles que durante el confinamiento había tenido problemas de salud bucodental.

En este sentido, los tratamientos que no puedan realizarse en este periodo, serán demandados nuevamente cuando la situación se normalice. Aunque no debería infravalorarse la situación de dificultad que traerá consigo la incipiente crisis económica y del empleo.

Debido al impacto del covid en la demanda de servicios dentales, en el momento actual no sólo es importante resistir, sino también planificar. Será muy importante planificar adecuadamente la actividad de la clínica, para lograr un mejor aprovechamiento de las oportunidades que esta nueva normalidad ofrecerá.

Key-Stone Press Office

pressoffice@key-stone.it
www.key-stone.it

Foto de www.freepik.es

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Alguna pregunta? Le atenderemos encantados

2021 Grupo Kalma. Todos los derechos reservados.